domingo, 18 de enero de 2009

Poema

Les dejo, además del poema, la canción Bailando con mi padre de Julio Revueltas (nieto del filósofo José Revueltas y sobrino del compositor Silvestre Revueltas), pues fue escuchando su nostalgia y viendo al cielo como nació el poema; si les es posible descargarla traten de leer el poema escuchando la canción. Es del disco El Alma.

Julio Revueltas - Bailando con mi padre

Al cielo entrevista

F. J. Ingelberts

Alza la vista, amor, y mira al cielo.

Pregúntale al sol si es que me ha visto.

Te dirá que sí, que desde mi ventana lo saludé.

Pregúntale, cielo, a las nubes,

que a dónde se dirigen;

que por qué van con tanta prisa,

si es el viento muerto que las mueve,

el soplo creador que las forma y las deshace a su antojo.

Es el mismo cielo con amnesia el que vemos.

Es el mismo sol, amor, al que saludas por la mañana

después de que lo despido por la tarde;

son las nubes peregrinas, las embajadoras nubes,

son la máscara del sol y el velo de la luna;

son las barbas canosas del sol viejo,

las suplentes en turno de la luna nueva.

Pregúntales que por qué cambian tanto de piel,

que por qué esa incesante metamorfosis.

Que a qué tanta correría, pregúntales,

que quién las persigue, que a quién siguen,

no podrán responderte pues nacieron con el agua

y no saben que se están buscando a ellas mismas;

son regaderas de paso, van a zancadas

sembrando olvido, lavando heridas

para luego, como por arte de magia,

esfumarse en el recuerdo de la espuma.

Son las nubes, actrices de película muda.

Es este cielo afligido, mi cielo, quien nos vio brotar de la tierra

y son estas nubes a quienes, estando tristes, imitamos.

Alza la vista, amor, y dile al sol que te de razón de mí,

lo hará con el puntual desperezo de sus rayos al amanecer;

con el preciso bostezo cálido del albor

te recitará, al oído, estos versos.

Leuven, 2009


3 comentarios:

mel dijo...

(aplausos) Me gustó mucho, pibe. Usted cada vez me sorprende máts!

Y las palmas se las lleva:

"son las nubes peregrinas, las embajadoras nubes,son la máscara del sol y el velo de la luna;
son las barbas canosas del sol viejo,las suplentes en turno de la luna nueva."

Las cosas que surgen de la distancia, que barbaridad!

Un bezo bezo!

Sofía Traslaviña dijo...

Termino de escuchar este poema y le digo a Paco que no deje de escribir. Jamás.
No soltar la pluma por carcajadas volátiles, o tomarla con la fuerza del aliento de la vida.

Duele Bélgica hoy. la distancia,¿ pero de qué?

Sofía

Venedrac dijo...

Si las nubes son actrices de esta película muda que es la vida que se callen... Su belleza me desespera.